Fecha de Publicacion

El tabú de los abortos espontáneos

Cuando escuchamos la palabra aborto, por lo general se piensa que es porque la mujer no quería tener al bebé, pero la realidad es muy alejada de esto en muchos casos.

Muchas mujeres que perdieron un embarazo me han comentado que fue por un aborto espontáneo. También se les conoce como aborto natural o aborto no provocado. Yo tuve dos abortos espontáneos tardíos, eso quiere decir que perdí a dos embarazos después de las 12 semanas de gestación, en mi caso con 5 meses de embarazo cada vez. En posts anteriores les conté una versión abreviada de cómo pasó todo. Por si no han leído como fue eso, les recomiendo hacerlo.

Perder un bebé no tiene que ser motivo de culpa o pena, es algo que pasa de forma natural y en muchos casos no puedes controlarlo, así que si te sientes mejor hablando sobre ello hazlo. Quizás lo que te hace falta es buscar a una persona que sepa escucharte. Puede que no te comprenda al cien por ciento porque no ha pasado por eso, pero probablemente te haga sentir mejor. Si te dicen que no hables de eso o que no llores probablemente estás apoyándote en la persona equivocada.

Tú eres la única que conoce cómo funciona tu cuerpo, así que si sientes algo extraño ve al doctor. Nunca des por sentado que todo está bien, sobre todo si otra persona que no eres tú te dice algo como “Tranquila que seguro eso es normal, tienes un bebé adentro a veces tienes dolor”. Sí es cierto existe la posibilidad de tener algún dolor relacionado al embarazo, pero si eres primeriza ¿cómo sabes que es normal? y si es tu segundo, tercer o cuarto hijo, ¿cómo sabes que está todo perfecto? dicen que todos los embarazos son diferentes y yo coincido con esto.

Esto no es para alarmarte, es para que tomes conciencia y no dejes de asistir a tus controles prenatales. No hagas movimientos que te incomoden a ti o a tu bebé. Si haces algún tipo de deporte siempre hazlo con precaución y sobretodo conoce tus límites. Ya tendrás tiempo de retomar tus actividades diarias y si necesitas ayuda pídela cuando es necesario. Es mejor prevenir que perder a tu bebé o tenerlo prematuro, así de claro es, te lo digo yo que pasé por esto y no se lo deseo a ninguna mujer embarazada.

Si tienes a alguna amiga embarazada que crees que está en algún tipo de riesgo o que no asiste a su doctor, coméntale tu preocupación. Como siempre digo “El hubiera no existe”, hazlo y no lo pienses más, es mejor que se moleste y al menos piense en ello a que tú como amiga, hermana o madre te sientas mal por no hablar sobre el bienestar de ese bebé y buscar el mejor futuro posible de la mano de su mamá.

En el siguiente escrito les cuento sobre la semana en la que nacieron mis bebés a los 6 meses de embarazo, así que nos “leemos” en la próxima.

Datos de contacto

Taylin