Fecha de Publicacion

El duelo de tu primer bebé

“Todo pasa por algo”, es lo que todos te dicen cuando pierdes un bebé.

Al menos a mi eso fue lo que la mayoría de mis conocidos con mucho cariño me dijeron y hasta unos cuantos desconocidos que se enteraron del final de mi embarazo. Pero esta entrada del blog, es para contarles como hice para superar la pérdida de mi primer bebé y como mantengo su recuerdo vivo sin sentirme mal.

  • Lo primero es aceptar que el bebé murió y que hiciste lo posible por cuidarlo  y que no hay nada en este mundo que lo traiga a la vida. Lo que sigue es sanar, física y mentalmente para, si puedes y quieres, volver a intentar un nuevo embarazo. Tú y nadie más sabrá cuando estas lista para un nuevo bebé.
  • Llorar es permitido y si tienes que hacerlo sola porque así te sientes mejor, adelante. Que nadie te diga que “no llores que eso no te hace bien”. Falso, tienes que sacar todas las emociones y si no tienes a una pareja estable con mayor razón.
  • Si eres de las que prefiere compañía cuando esta triste, este es el mejor momento para buscar a tu familia o amigos para que te escuchen o te den palabras de ánimo o simplemente estar a tu lado sin hablar, a veces solo necesitamos un abrazo silencioso por un largo tiempo para sentirnos un poco mejor.
  • Si puedes haz un viaje o quédate donde alguien (no tienes que irte lejos), simplemente cambia de ambiente, estar en la casa con todo los recuerdos del bebé duele, más la recuperación del embarazo en sí. Si no tienes esta opción o no quieres salir de tu casa mientras estes en el hospital pídele a alguien de confianza que te guarde todo lo del bebé y asi cuando regreses no será tan duro el golpe de tener que guardarlo tu misma. A menos que sientas que esto te ayudará a aceptar lo que paso.
  • Es natural pensar en tu bebé y que seria de el hoy si estuviera contigo. No hay forma de saberlo, pero siempre puedes pensar que eres mamá de un angel, no todo el mundo tiene ese título.
  • Tu pareja y tu van a sufrir juntos y puede que su relación cambie, así que traten de hablar como se sienten sobre lo que paso y que cosas harán uno por el otro para sanar la herida del bebé que acaban de perder.
  • No hay un tiempo determinado para sentirse bien, poco a poco recobrarás tus fuerzas y volverás a empezar la vida, no igual pero mejor si haces el esfuerzo de tomar lo positivo de lo que te sucedió.

Ojalá esto pueda ayudarles a pasar por su duelo de forma más sana. En mi caso, la parte positiva fue que nos enteramos que tengo incompetencia cervical y que nuestro próximo embarazo es de alto riesgo, debo hacerme un cerclaje (sutura alrededor del cuello uterino antes de las 14 semanas de gestación) y cuidarnos mucho más. Suena fuerte, pero con esta información puedes estar más receptiva a que esperar con el siguiente embarazo y como tratar de prevenir problemas. Esto no lo hubiera sabido si no hubiera perdido mi bebé.

Nos vemos en la siguiente entrada del blog.